BIOGRAFIA 
_____________________________________ 
 
Creció en la multicultural ciudad de Toronto.  Canadá expuso a Zarum  a muchas culturas, lenguas y costumbres que chispearon su curiosidad y abrieron su mente aprendiendo las diferencias sociales que conforman el mundo en el que vivimos. Este camino fue largo y la conclusión fue que no había tantas diferencias entre la gente y las culturas, sino muchas más similitudes. 
  
Dicha visión se manifestará más tarde en su arte.  Su amor por la música y el arte se lo transmitieron sus familiares, teniendo unos padres que cantaban, un tío que era guitarrista de flamenco y primos que tocaban el piano y la guitarra a nivel profesional.  Como tal, la música le llegó antes.  Autodidacta, aprendió a tocar la guitarra y con su talento como cantante, se dirigió a un estudio de música con tan sólo 16 años dónde gravó 45 solos de dos canciones que él mismo había compuesto. No mucho después formó un grupo y empezaron a tocar en bares, clubes e incluso conciertos por todo Canadá. 
  
Zarum empezó a comprar arte en las subastas y a pintar en 1986. Se inspiró en los trabajos de Miró, Kandinsky, Picasso, Gris, Dali, Appel, Kahlo, Chagall, Ernst y Bacon.  En subastas compró obras de Vasaraly, Legar, Shemy y Agam entre otros.  Fue entonces cuando cogió un pincel y empezó a pintar.  Sus primeros trabajos eran el reflejo de cuerpos abstractos.  Desafortunadamente, dichas tempranas obras se estropearon o fueron robadas, incluyendo algunos cuadros de su colección de arte, durante un traslado hacia Toronto desde Miami, donde Zarum vivió durante 3 años entre 1993 y 1996. Hace 10 años que Zarum ha vuelto a su pasión por el arte y la música concentrándose en ello y convirtiéndolos en la parte principal de su vida. 
 
Después de su vuelta a Toronto, Zarum se dedicó a los negocios y tuvo que viajar constantemente por EE.UU., Europa y Oriente Medio.  A finales de los 90 empezó a pintar de nuevo al mismo tiempo que grababa un álbum. La pasión seguía allí, pero la técnica se había desarrollado con respecto a sus primeras obras.  Ahora, pintaba transformaciones de cosas que observaba a su alrededor. El estilo era original.  Era fresco y vivo.  Era profundo.  Mientras que todos los artistas estaban influenciados por otros pintores, Zarum subió un escalón más para alejarse de sus anteriores influencias y desarrollar su verdadero estilo.  Empezó a hacer exposiciones, pero no fue hasta el 2002, tras trasladarse a Ámsterdam, cuando su pasión se consolidó realmente. 
 
Un amigo de Ámsterdam que poseía una magnifica e histórica finca en la Costa Blanca le invitó para visitar la zona. A principios del 2003 Zarum viajó a España donde inmediatamente percibió esa sensación de que estaba en "casa".  Esto se podría explicar teniendo en cuenta sus raíces españolas por parte de la familia materna y su exposición ante las influencias musicales durante su infancia.  Zarum empezó a pasar largas temporadas en casa de su amigo. Fue allí, durante el invierno del 2004/2005  donde Zarum, solo en un recinto de 2000 metros cuadrados y una casa de 300 años de antigŁedad, comenzó su colección de las CARAS que más tarde se exibió en Ámsterdam.  Zarum se inspiró tanto en España que la mayor parte de sus obras las sigue pintando allí.   
 
Zarum pertenece al reducido grupo de artistas que han desarrollado sus carreras, ascendiendo poco a poco y que luego han podido vender sus trabajos por sumas cada vez más importantes.  Zarum siente que ahora es el momento oportuno de culminar su éxito a través de diferentes galerías por toda Europa.  Zarum dice, "Estoy muy contento con el recibimiento que he tenido en las galerías de arte y creo que sería divertido, y provechoso trabajar con otros profesionales semejantes. Tengo muchas ideas y el flujo de mi productividad es tan alto como siempre." 
 
Con varias exposiciones y eventos publicitarios ya planeados, y con ventas cada vez mayores a coleccionistas privados, el 2007 debería ser un importante año para su carrera y para el valor de sus trabajos.  
 
©2009 U.Zarum